jueves, 14 de febrero de 2013

PP, UPyD y PNV votarán en contra de la prohibición del fracking

14/2/2013
España


REDACCIÓN
El PP, UPyD y el PNV votarán hoy en el Pleno del Congreso en contra de la moción de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) que aboga por la prohibición de la técnica de fractura hidráulica o fracking, alegando que es una posibilidad que es necesario estudiar por sus "potenciales beneficios".
La votación del texto -que se deriva de una interpelación al ministro de Industria, José Manuel Soria, sustanciada el pasado mes de diciembre- se producirá hoy. Los parlamentarios han debatido este miércoles el contenido de la propuesta y de las enmiendas, y han anunciado la posición de su voto, que será negativo en los casos de PP, UPyD y PNV.
El popular Marcos Flores ha justificado esta postura en que el fracking es una posibilidad que "no se puede dejar de analizar" a la luz del "potencial beneficio para el país" que podría tener, y ha subrayado que la legislación existente es "suficiente", sobre todo porque las autorizaciones existentes son sólo de investigación y prospección y están en una fase "muy inicial".
Asimismo, ha recordado que países como Alemania o Estados Unidos han apostado por esta técnica, y ha criticado que se opte por pensar que es una "amenaza más que una oportunidad" y se "meta el miedo en el cuerpo" de la ciudadanía "apelando a graves efectos nocivos contra la salud y el medio ambiente" que ni siquiera están demostrados.
Moción "apocalíptica"
Por su parte, el portavoz adjunto de UPyD, Carlos Martínez Gorriarán, ha criticado que se intente prohibir una investigación científica y el consecuente desarrollo tecnológico con una moción "en tono apocalíptico" que "mantiene afirmaciones inexactas". "Renunciar expresamente y por una decisión legislativa a examinar y explorar posibilidades de autoabastecimiento de hidrocarburos es una barbaridad", ha añadido.
Así, ha rechazado "prohibir modelos alternativos de política energético por impresiones superficiales" aunque ha reconocido que esta nueva técnica debe someterse a estudios rigurosos de costes y riesgos, así como a una regulación que minimice sus posibles efectos perniciosos. Además, ha reclamado un organismo regulador específico, que siga el modelo del Consejo de Seguridad Nuclear que evalúe "permanentemente" de las explotaciones.
Prohibir esta técnica
El diputado de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) Chesús Yuste ha explicado que su moción reclama la prohibición legal, en un máximo de tres meses, de la fracturación hidráulica o fracking, una técnica de extracción de gases no convencionales que se encuentran en rocas subterráneas poco porosas y poco permeables. Hasta entonces, el diputado aragonés también exige la suspensión inmediata de todas las licencias concedidas, la no autorización de nuevas solicitudes y la revisión del modelo energético para que se base en fuentes renovables y limpias.
Tras alertar de que esta técnica no es tan barata como se pretende hacer creer y además tiene importantes consecuencias medioambientales, Yuste ha recordado que esta técnica está prohibida en países como Francia, Irlanda o Canadá, mientras en otros se han establecido moratorias y suspensiones. Algo que contrasta con lo que sucede en España, donde "está proliferando su desarrollo con un enorme oscurantismo con la concesión de numerosos permisos por todo el territorio".
El socialista Ximo Puig ha afirmado que el fracking es un sistema "inseguro, incierto y peligroso" y ha recordado que los ciudadanos de las zonas más afectadas reclaman que no se siga adelante con estas concesiones. "Pero este Gobierno, siempre tan lejos de los ciudadanos, parece que está dispuesto a pagar cualquier riesgo medioambiental para conseguir petróleo", ha criticado.
A renglón seguido, ha reclamado al Gobierno que acuda a los expertos para estudiar los riesgos "de toda índole" de esta técnica de extracción, que suspenda mientras tanto todas las actividades que supongan usar el fracking y no autorice nuevas solicitudes, y que "impulse un cambio de modelo energético" basado en las renovables, extremo que la CHA ha aceptado incluir en la moción.
Opinión de los expertos
El diputado del PNV Joseba Agirretxea ha defendido la enmienda de su grupo -que no ha sido aceptada por el diputado de CHA- en la que piden una moratoria en la explotación del gas no convencional mientras una comisión científica analiza la "evolución de esta tecnología". También proponen someter los proyectos de investigación y exploración a los procedimientos de análisis y evaluación de impacto ambiental.
En la misma línea, el diputado de CiU Josep Sánchez Llibre ha explicado que con su enmienda pretenden dar "mayor rigor científico" a la posición de voto de los nacionalistas catalanes por falta de un informe de expertos que sirva de "precedente de cualquier regulación sobre los mayores riesgos" de esta técnica, y que incorpore "recomendaciones sobre las medidas de seguridad necesarias para garantizar la salud pública y el máximo respeto del Medio Ambiente".
Apoyo a la moción
El diputado de Compromís-Equo, Joan Baldoví, ha criticado una técnica "sucia y peligrosa" que sirve para producir un combustible muy contaminante, mientras que Teresa Jordá (ERC) ha recordado que los productos químicos que se usan en el fracking son "cancerígenos", contaminan el suelo, el agua y el aire; y suponen exponer a las personas que viven en el entorno de las explotaciones al riesgo de contaminación.
Xabier Mikel Errekondo, de Amaiur, también ha recordado que la población está "reclamando" un nuevo modelo energético basado en la renovables, frente al "modelo FAES" del Gobierno, un modelo "de dinero sea del color que sea y sustentado en los oligopolios". "Es usted "uno de los nuestros"", ha dicho, imitando la voz de "El Padrino" y acusando así al ministro de Industria, José Manuel Soria, de actuar en connivencia con el poder. "Aplique el principio de cautela y de precaución, sino puede que luego sea demasiado tarde", ha zanjado.
Fuente: Redacción ambientum.com / EP

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada