sábado, 9 de febrero de 2013

El País Vasco estudia prohibir el fracking en espacios protegidos

8/2/2013
Pais Vasco


REDACCIÓN
El Parlamento vasco ha aprobado tramitar la proposición de ley presentada por las Juntas generales de Álava que solicita la modificación de la ley de Conservación de la Naturaleza del País vasco para que se incluya la prohibición expresa de la exploración y explotación de hidrocarburos mediante la técnica de la fracturación hidráulica o “fracking” en los límites y zonas de afección de los espacios naturales protegidos.
Los votos de PNV y EH Bildu han dado luz verde este jueves a la tramitación de esta iniciativa a la que PSE y PP han votado en contra y UPyD se ha abstenido. Las Juntas Generales de Álava aprobaron el 24 de septiembre de 2012 la proposición de ley de modificación de la ley de conservación de la naturaleza del País vasco para presentarla en el Parlamento vasco, que propone la modificación del artículo 17.4 para incluir junto a la prohibición de la explotación minera, la explotación mediante fracking en los límites y zonas de afección de los espacios naturales protegidos.
Los procuradores de las Juntas alavesas Andoni Erkiaga (PNV), Luis Casado (Bildu) y Nerea Gálvez (EB) han acudido a la Cámara vasca a defender su iniciativa, en la que recuerden que recientemente se ha dado a conocer la intención del Gobierno vasco, a través de la Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi de explorar y explotar -si se reúnen las condiciones adecuadas- un supuesto yacimiento de gas no convencional en Álava mediante la técnica de la fractura hidráulica o fracking.
Asimismo, destacan que el primero de los pozos a perforar se ubicaría en las cercanías de Subijana de Álava, un emplazamiento que se encuentra dentro del área delimitada provisionalmente como Montes de Vitoria, que actualmente tiene iniciado un procedimiento para ser declarada Parque Natural.
En la justificación de la iniciativa, las Juntas alavesas explican que existen en Álava nueve permisos para investigación de hidrocarburos concedidos y otros tres solicitados que "abarcan aproximadamente un 90% del territorio, y que tiene incidencia en la práctica totalidad de la Red de espacios Naturales Protegidos de Álava".
Lugares protegidos
"La existencia de dichos permisos de investigación posibilita la utilización del “fracking” en todos estos lugares protegidos por sus valores ambientales y suponen poner en riesgo el conjunto de los mismos", subrayan.
El parlamentario del PNV Norberto Aldaiturriaga ha expresado su apoyo a la iniciativa al considerar que es "imprescindible" analizar la necesidad y oportunidad de la modificación de la norma, valorar si existen alternativas a la propuesta realizada y analizar las consecuencias jurídicas y económicas para los afectados, bien sean particulares o bien sea la propia Administración.
El parlamentario de EH Bildu Dani Maeztu ha expresado su rechazo a la técnica de extracción por fractura hidráulica, al considerar que se trata de un "modelo socioeconómico que no es sostenible ni equilibrado" y se ha dirigido al PNV para afirmar que sería "muy grave" que el texto de las Juntas alavesas se reformara "totalmente" durante la tramitación parlamentaria.
Contrario al TC
La parlamentaria del PSE-EE Natalia Rojo ha defendido que la Ley de Conservación de la Naturaleza "nada tiene que ver con los yacimientos de gas, ni con la extracción del mismo" y ha rechazado la iniciativa, que sí fue apoyada por el PSE en las Juntas alavesas, ya que "contraviene la jurisprudencia del Tribunal Constitucional sobre la ilegalidad del establecimiento de prohibiciones genéricas de usos y actividades amparadas en la protección del medio ambiente".
En este sentido, desde el PP, Carmen López de Ocariz ha hecho referencia a dos sentencias del Tribunal Constitucional que establecen que las comunidades autónomas no pueden hacer una prohibición general de las actividades mineras y sólo pueden hacerlas caso por caso concreto en determinadas zonas.
El PP ha rechazado la toma en consideración al considerar "ilegal" el texto y cree que es "un mal precedente para esta Cámara la toma en consideración de proposiciones de ley no ajustadas a derecho y sobre las que la justicia ya ha dictado sentencia".
Finalmente, el parlamentario de UPYD, Gorka Maneiro, ha afirmado que "comparte" los objetivos y los propósitos, "e incluso la filosofía" de la propuesta de las Juntas pero se ha abstenido en la votación porque "existen más que dudas razonables sobre su legalidad o sobre su constitucionalidad".
Fuente: Redacción ambientum.com / EP

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada