miércoles, 29 de mayo de 2013

Un perito inglés cuestiona decisiones de las autoridades españolas en el caso Prestige

29/5/2013
Andalucía


REDACCIÓN / EP.
El consultor marítimo internacional y exjefe de GuardaCostas del Reino Unido, John Astbury, ha cuestionado la decisión de alejar el “Prestige “ de la costa, al no "reevaluar" la situación, y ha argumentado que trasladarlo a un lugar de refugio habría "salvado" al buque hundido en noviembre de 2002 frente a las costas gallegas.
Así, en el juicio que se sigue por la catástrofe, Astbury ha cuestionado las órdenes dadas por las autoridades españolas un día después del accidente (ocurrido el 13 de noviembre de 2002) y ha indicado que "no se obtuvo asesoramiento técnico preciso" ya que, en su opinión, no se dispuso de la suficiente información técnica para evaluar la situación del barco.
"Sólo se tuvo en cuenta una opción: la aplicación inicial del plan", ha afirmado el perito británico, que considera que se tendría que haber tomado "más información" para poder reevaluar la decisión de alejarlo pero, en el caso del  “Prestige “, "esto no fue así", añade.
En su declaración, Astbury ha señalado que, además de la opción de alejar el buque, también se tendría que haber considerado la posibilidad de buscar un refugio. "Fueron muy escasas las reuniones y no se logró información satisfactoria", ha señalado el perito inglés, que calificó como "apresurada" la decisión de alejar el barco de la costa. Una decisión que, a su juicio, se tomó sin "reevaluar" la situación en función a la nueva información obtenida.
Potenciales refugios
Al hilo de ello, ha defendido la tesis de abrigar el barco y ha señalado que en Galicia habría 17 potenciales lugares de refugio. Sin embargo, las autoridades españolas decidieron en las primeras horas del siniestro alejar el barco de la costa y dirigirlo a "un rumbo contrario, hacia la mala mar", ha dicho.
Por otra parte, este perito ha cuestionado que el día 14 de noviembre no se enviase al barco un inspector para evaluar los daños del buque lo que, a su juicio, "permitiría tomar decisiones añadidas" para "salvar el barco y evitar una contaminación grave".
En su informe sobre la gestión de la crisis entre el 13 y el 19 de noviembre de 2002, el perito inglés considera que no se realizó "ninguna evaluación de riesgo" y que, en ningún momento, se "tuvo en cuenta" el tipo de carga que transportaba el petrolero y el impacto que provocaría.
Más declaraciones
El juicio prosigue esta semana con la declaración de Stratos Kostazos, capitán del buque  “Prestige “ antes de que asumiera el mando Apostolos Mangouras --uno de los tres acusados por la catástrofe marítima--. También declarará George Alevizos, antiguo director técnico de la flota de Universe Maritime, armadora del  “Prestige “.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada