viernes, 8 de marzo de 2013

Máximo histórico de aves acuáticas en el delta del Ebro

7/3/2013
Cataluña


REDACCIÓN
Los datos del censo invernal de aves acuáticas de 2013, con más de 287.174 ejemplares, se sitúan un 24% por encima de la media de los últimos 10 años y corresponden al segundo máximo histórico desde 1972.
El Parque Natural del Delta del Ebro, gestionado por el Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural, realizó entre el 7 y el 30 de enero el censo invernal de aves acuáticas. Treinta y siete personas, entre personal técnico del parque, miembros del cuerpo de Agentes Rurales y voluntarios, participaron en este censo que se realiza en la principal zona húmeda de Cataluña. Se trata de un censo que conlleva una gran complejidad, tanto por la diversidad de especies y de hábitats (arrozales, lagunas, río, salinas, bahías, marismas) como por la gran cantidad de pájaros. Las condiciones meteorológicas adversas del mes de enero, en particular los fuertes vientos persistentes, dificultaron enormemente el censo de este año. A diferencia de los dos últimos censos, todos los arrozales del hemidelta norte han permanecido inundados.
El conteo invernal de aves acuáticas en el delta del Ebro se integra dentro del "International Waterbird Census (IWC)", el cual tiene como objetivo cuantificar anualmente el número de aves acuáticas (anátidas, limícolas, ardeidas, fochas, etc.) que invernan en más 80 países de Europa, Asia y el norte de África. Los datos obtenidos permiten conocer a escala global el estado de conservación de estas especies y, a escala local, evaluar la capacidad de acogida de las zonas húmedas del delta del Ebro.
Globalmente, se han contabilizado 287.174 aves acuáticas, valor que se sitúa un 24% por encima de la media de los efectivos invernales de estos últimos 10 años, y constituye el segundo máximo de toda la serie histórica, iniciada en 1972. El grupo más destacado ha sido el de las anátidas (51% de los efectivos), en la que sobresale el pato real Anas platyrhynchos, la cerceta A.crecca y el pato cuchara A.clypeata, con 73.340, 29.769 y 26.869 aves, respectivamente. En el caso del ánade real ha alcanzado el valor máximo desde 1972. Por su rareza en Cataluña, destacan los 2 ejemplares de ganso risueña grande Anser albifrons, 1 de oca cariblanca Branta leucopsis, 11 de cerceta pardilla Marmaronetta angustirostris, 6 de porrón chocolatero Aythya nyroca y 1 de porrón de ojos amarillos Bucephala clangula. La focha Fulica atra ha mantenido, con 30.200 ejemplares, los altos valores de los últimos años.
Las limícolas constituyen el segundo grupo de aves acuáticas mejor representado, con 76.714 ejemplares (26,7% del total). Este año se ha registrado, por tercer año consecutivo, el máximo absoluto de todo el registro histórico. Por la abundancia, destacan el correlimos variante Calidris alpina, la avefría Vanellus vanellus y el correlimos menudo, con 38.699, 11.013 y 9.590 ejemplares, respectivamente. Esta última especie ha alcanzado este invierno el máximo de toda la serie histórica. De entre las especies más accidentales, destacan 1 ejemplar de archibebe fino Tringa stagnatilis y 10 ejemplares de correlimos de Temminck Calidris temminckii.
Otras especies, pertenecientes a grupos diversos y bien representadas en este censo, han sido los 12.320 flamencos Phoenicopterus roseus y los 2.287 capones reales Plegadis falcinellus. Igualmente, destacan los 5 ejemplares de cigüeña negra Ciconia nigra y la cifra extraordinariamente alta de 421 ejemplares de gaviota de Audouin Larus audouinii.
Fuente: Redacción ambientum.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada