viernes, 8 de marzo de 2013

Estudian construir un almacén temporal de residuos en Garoña

6/3/2013
Castilla y León


REDACCIÓN
Nuclenor, el titular de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) aspira a construir un almacén temporal individualizado (ATI) para depositar "parte" del combustible del reactor, según han señalado fuentes de la empresa a Europa Press.
Según el titular, se trataría de un proyecto en el que se trabaja desde hace meses y para el que se ha solicitado permiso al Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Fuentes del Ministerio de Medio han confirmado a Europa Press que el Ministerio de Industria ha solicitado ahora una declaración de impacto ambiental sobre el ATI.
Sin embargo, señalan que no supone un paso más hacia el desmantelamiento, porque este ATI se habría solicitado también en el escenario de continuidad. De hecho, han precisado que la empresa de equipamiento nuclear ENSA tiene el encargo de construir hasta cinco contenedores para almacenar parte del combustible y/o residuos nucleares.
Para Nuclenor, este ATI sería una especie de plataforma intermedia a donde se llevarán estos contenedores antes de que sean trasladados al Almacén Temporal Centralizado (ATC) que se construirá en el municipio conquense de Villar de Cañas.
"Es lo que habíamos previsto porque es más cómodo, eficaz y sencillo, incluso pensando en un horizonte de ATC", han valorado en declaraciones a Europa Press.
Pese a que aún no es seguro el cierre de la planta burgalesa, Nuclenor subraya que el "escenario real" es de cese de actividad y proceso de pre-desmantelamiento".
Ecologistas en Acción
Para la ONG Ecologistas en Acción, esta situación muestra la improvisación de la industria nuclear en cuanto a la gestión de los residuos de alta actividad, pues se ve obligada a ir construyendo este tipo de instalaciones provisionales según se van cerrando las centrales nucleares. De hecho, el ATC que se pretende construir en Villar de Cañas (Cuenca) no estará listo antes de 2020 según las proyecciones más optimistas de la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa). Esta instalación se ha demostrado tan conflictiva y problemática socialmente que hasta la fecha no se ha conseguido un consenso para su construcción.
Fuente: Redacción ambientum.com / EP

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada