sábado, 7 de septiembre de 2013

Primer caso de liberación de animales transgénicos en territorio europeo

4/9/2013
Internacional


REDACCIÓN
La empresa británica Oxitec ha solicitado al Gobierno autorización para liberar moscas del olivo modificadas genéticamente en Cataluña. Según el expediente el Gobierno recibió la solicitud a principios de este año, sin embargo no se ha abierto a consulta y participación pública. Se trataría del primer caso de liberación de animales transgénicos en territorio europeo.
El experimento implica graves riesgos ambientales y para la producción olivarera en la zona, por lo que la asociación reclama al Gobierno y a la Generalitat la denegación del permiso.
En enero de 2013 la empresa solicitó al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) autorización para liberar moscas transgénicas en una localización desconocida, a ocho kilómetros del Puerto de Tarragona. La decisión está ahora en manos de la Comisión Catalana de Bioseguridad.
Las moscas están modificadas genéticamente para que las hembras mueran en fase larvaria, y así controlar la población, sin embargo los machos sobreviven durante meses por lo que existe el riesgo de que se propaguen sin control. “Los insectos solo han sido probados en laboratorio. En caso de fuga es imposible predecir cuál sería su comportamiento en interacción con un medio complejo. El riesgo es demasiado alto”, declaró Blanca Ruibal, responsable de Agricultura y Alimentación de Amigos de la Tierra.
Oxitec es una empresa británica dedicada a la producción de insectos transgénicos. Cuenta con el apoyo de Syngenta, uno de los gigantes mundiales de ventas de semillas y agrotóxicos, para crear un mercado global de insectos transgénicos.
“Liberar animales modificados genéticamente al medio ambiente es una decisión que no puede tomarse a la ligera y sin transparencia. Necesitamos un debate bien fundamentado sobre los riesgos que supone y especialmente sobre las alternativas para el control de la mosca del olivo. Como en el caso de los cultivos transgénicos, no deberíamos asumir riesgos cuando existen alternativas más seguras y baratas para el control de plagas”, añadió Ruibal.
En el Estado Español tienen lugar el 67% de los experimentos con plantas transgénicas al aire libre. Amigos de la Tierra ha denunciado en múltiples ocasiones la falta de transparencia en torno a los transgénicos. La opacidad del Gobierno provoca que las empresas perciban al Estado Español como un territorio idóneo para experimentar sin afrontar trabas legales o la oposición de la ciudadanía.
“Hay demasiadas preguntas sin respuesta en torno a esta solicitud ¿hay un marco legal sólido para controlar el experimento?, ¿tienen las autoridades competentes capacidad para evaluar suficientemente los riesgos?, ¿se han estudiado en profundidad alternativas más seguras para el control de esta plaga? Sería una temeridad permitir un experimento de estas características sin resolver estos interrogantes. Todas estas preguntas deben ser respondidas por la administración antes de llevar a cabo un experimento de estas características, concluyó la portavoz de Amigos de la Tierra.
Fuente: Redacción Ambientum/Amigos da la Tierra

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada