miércoles, 9 de octubre de 2013

GREFA acogió a casi 1.600 animales silvestres huérfanos durante la temporada de cría

1/10/2013
Andalucía

Vencejos
REDACCIÓN
Un total de 1.587 animales huérfanos ingresaron entre los meses de abril y agosto en el Hospital y Centro de Recuperación de Fauna Silvestre que GREFA gestiona en el término municipal de Majadahonda (Madrid).
Se da la circunstancia de que en plena temporada reproductora para la fauna silvestre, entran en estas instalaciones gran cantidad de polluelos de aves y crías de otros animales, que han dejado de ser atendidos por sus progenitores y son aún demasiado pequeños para volar o desenvolverse bien en su hábitat natural.
A menudo, estos animales huérfanos son llevados a GREFA por los propios ciudadanos que los han encontrado. Puede tratarse de ejemplares que se han caído del nido, que son inexpertos en el vuelo, que han sido abandonados por sus padres o que están demasiado débiles, entre otros motivos. "Todas las primaveras y veranos montamos un verdadero "hospital de campaña" para poder atender a diario a decenas y decenas de ejemplares que ingresan en nuestro centro y que nos llevan al nivel máximo de nuestra actividad anual", explica Isabel Moreno, coordinadora de la campaña de animales huérfanos de GREFA.
De los animales huérfanos atendidos por GREFA la pasada temporada de cría, 1.110 (el 70% de los ingresos) pudieron ser devueltos a su hábitat natural completamente recuperados. Las liberaciones de estos ejemplares son el punto culminante de una campaña que en 2013 ha conllevado la participación de más de treinta voluntarios, que reciben una formación previa y se organizan en turnos de mañana y tarde, siete día a la semana. "La ceba diaria de los pollos y otros cuidados básicos son los principales trabajos que desempeñan los voluntarios, muchos de ellos estudiantes de veterinaria y biología, pero también otras personas amantes de los animales y de la naturaleza que simplemente quieren ayudar", indica Moreno.
Una vez que el equipo de veterinarios y rehabilitadores de fauna de GREFA ha conseguido completar la crianza de los animales huérfanos y que tengan unas condiciones óptimas para ser devueltos a su hábitat, los ejemplares recuperados son liberados en plena naturaleza mediante dos métodos: (1) sueltas directas, indicadas para aves pequeñas como vencejos, aviones, golondrinas, gorriones, palomas torcaces, mirlos o estorninos; (2) sueltas mediante hacking o crianza campestre, que implica emplazar al animal en un jaulón, caja-nido u otro habitáculo en el propio lugar de suelta, aportándole comida durante unos días de adaptación, hasta su liberación definitiva. Este método se utiliza sobre todo con aves rapaces.
En cuanto a las especies que ingresan como animales huérfanos en el hospital de fauna de GREFA, la más habitual es el vencejo: 469 ejemplares (un 30% del total) han entrado en la campaña de 2013. Las siguientes especies más comunes han sido ánade real (225 ingresos), gorrión común (130), urraca (129), grajilla (71) y avión común (69). Aunque los polluelos de pequeñas aves acaparan la mayoría de los esfuerzos de especialistas y voluntarios dedicados a los animales huérfanos, también se atiende a crías de otros grupos faunísticos, como por ejemplo mamíferos (erizos, zorros, ardillas y corzos, sobre todo).
La campaña de atención a animales huérfanos es sufragada por GREFA por sus propios medios, con ayudas puntuales como la concedida en 2013 por una empresa de traducciones de Brunete (Madrid), cuyos responsables han querido apoyar económicamente esta actividad. "Echamos de menos la colaboración de las administraciones para sacar adelante a la gran cantidad de pollitos y crías de diferentes especies que no sobrevivirían sin nuestra ayuda, una labor que es un termómetro de la sensibilidad e implicación de una sociedad hacia la fauna silvestre", explica Ernesto Álvarez, presidente de GREFA. "Ya es hora de reclamar una mayor implicación en los proyectos de recuperación de especies silvestres por parte de las comunidades autónomas, a menudo enquistadas en teorías del pasado que llegan incluso a ser contrarias a la generación de biodiversidad", indica Álvarez.
Una mención especial merecen los amigos y simpatizantes de GREFA que colaboran a través del apadrinamiento de los animales tratados en el hospital de fauna silvestre. "Madrinas" y "padrinos" sufragan con sus donaciones parte de los gastos de los tratamientos de esos ejemplares (analíticas, radiografías y medicamentos), así como de las tareas de rehabilitación (musculación, fisioterapia y otras).
La prioridad de un centro de recuperación de fauna silvestre como el de GREFA es devolver a su hábitat natural al mayor número de ejemplares, tanto los que ingresan como animales huérfanos en temporada de cría como todos aquellos que entran durante todo el año aquejados de las más diversas patologías y lesiones. En 2012, GREFA consiguió recuperar y liberar a casi 1.700 ejemplares pertenecientes a más de ochenta especies diferentes. Una cifra que es por sí misma el mejor argumento para apostar por la continuidad de la labor desarrollada desde los centros de recuperación de fauna silvestre, siempre en primera línea de fuego en la batalla para salvar nuestra biodiversidad.
Fuente: Redacción Ambientum/GREFA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada