viernes, 1 de junio de 2012

Los transgénicos hacen estragos en la agricultura ecológica

El cultivo de transgénicos (organismos genéticamente modificados) hace estragos en la agricultura ecológica, en la que España es el principal país europeo en superficie de producción, según denuncia la Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE)
Con motivo de la celebración de la semana por la Soberanía Alimentaria, la SEAE señala que la autorización de variedades comerciales de maíz transgénico hace ya mas de doce años, está haciendo estragos en la producción de maíz ecológico al que ha puesto en serio peligro de desaparición en diversas comunidades autónomas por el alto riesgo de contaminación que tiene el maíz ecológico a través de la polinización cruzada del polen de maíz transgénico. En este sentido, explica que los agricultores ecológicos como desconocen si sus vecinos van a cultivar transgénicos, debido a los numerosos casos de contaminación en Aragón y Cataluña que provocan la contaminación y descalificación como maíz ecológico, dejan de sembrarlo.Además, denuncia que a causa de la escasez de maíz ecológico en España, las fábricas de pienso ecológico han de recurrir a su compra en Francia o Italia, lo que encarece el coste de piensos y concentrados. A esto se une la producción de miel ecológica en España, que a causa de la contaminación por transgénicos, se está produciendo una sensible reducción del número de colmenas ecológicas. 
Una de las principales conclusiones a las que llegaron los expertos, en las Jornadas Científicas Internacionales sobre Transgénicos celebradas el pasado noviembre en Madrid, es que el cultivo de los transgénicos al aire libre supone un grave peligro. Los mecanismos de evaluación de riesgo previos a la liberación de un transgénico no están diseñados para proteger ni la salud, ni el medio ambiente. Según los ponentes, los microorganismos del suelo también son víctimas de los cultivos transgénicos, y por lo tanto la fertilidad de nuestros suelos y nuestra alimentación están en juego. Casi la totalidad de las plantas transgénicas producen pesticidas en sus células o son cultivadas con enormes dosis de pesticidas, con la conclusión de que “al comer transgénicos estamos comiendo algo nocivo para nuestra salud.
 En este sentido, recuerdan que España sigue siendo el único país de la UE que cultiva transgénicos a gran escala. Durante las últimas legislaturas, los Gobiernos han ignorado sistemáticamente los argumentos ambientales, sanitarios, económicos y sociales que han llevado a ocho países europeos entre ellos Francia, Alemania, Suiza o Hungría a prohibir el cultivo del maíz transgénico que se cultiva en España.
 De este modo, la organización estima necesario adoptar medidas que permitan el cultivo ecológico de maíz y se garantice la imposibilidad de contaminación al cultivo ecológico o a los piensos ecológicos. Fuente: www.europapres.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada