miércoles, 30 de abril de 2014

El pastoreo, el mejor cortafuegos

Andalucía



Esta iniciativa, denominada RAPCA, permite la eliminación de combustible vegetal en las zonas de cortafuegos de la provincia de Jaén.
El delegado territorial de la Consejería Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de Jaén, Julio Millán, visitó el paraje de la Zarza, en el Parque Natural Sierras de Cazorla Segura y Las Villas, uno de las zonas de la provincia en las que el Plan Infoca desarrolla el programa Red de Áreas Pastos-Cortafuegos de Andalucía (Rapca), que consiste en la eliminación de combustible vegetal de las zonas de cortafuegos mediante el uso del pastoreo controlado.
Durante la presente edición del programa, en la provincia de Jaén participan un total de 72 pastores, 49 de los cuales se localizan en el interior del parque natural, así como 36.259 cabezas de ganado (34.120 ovejas y 2.139 cabras), lo que supone el 32,4% de ejemplares que pacen en Andalucía. Para ello, la Consejería suscribe anualmente convenios con los ganaderos en los que se establecen las áreas de trabajo, se evalúa los resultados de los mismos y se fija la remuneración correspondiente. Este año hay una consignación presupuestaria superior a los 500.000 euros, lo que permitirá el tratamiento de más de 3.100 kilómetros lineales de cortafuegos en la comunidad autónoma.
Julio Millán ha señalado que “desde 2007 el programa ha crecido en el número de ganaderos, cabezas de ganado y de superficie beneficiada, pasando de 84 hectáreas en 2007 a 1.621 hectáreas contempladas para este año”. El delegado territorial destacó que “esta iniciativa de la Junta de Andalucía cuenta con un importante reconocimiento, el que concede la Asociación para la Promoción de Actividades Culturales, que le otorgó el Batefuegos de Oro 2012 como mejor programa de prevención de incendios forestales”.
En su visita al paraje de La Zarza, el delegado territorial ha mantenido un encuentro con Miguel Rodríguez Peinado, pastor que participa en el programa Rapca y que, además, acoge en su aprisco a jóvenes de distintos países que quieren aprender el oficio del pastoreo. Esta actividad pertenece al sistema de alojamientos WWOOF, una experiencia que, según Peinado, cada año tiene a más adeptos que quieren vivir en plena naturaleza. 
Escuela de pastores
El pastoreo controlado como medio de prevenir incendios forestales permite también el fomento del oficio de la ganadería. Por ello, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio colabora con la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural en el programa formativo ‘Escuela de Pastores’, que este año llega a su cuarta edición y que persigue impulsar y promocionar el empleo forestal mediante la recuperación de este oficio tradicional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada